7 claves de seguridad de los neumáticos

Tus neumáticos en buen estado te mantienen seguro en la carretera

Los neumáticos son el elemento más importante del coche una vez que nos ponemos en marcha. Es la parte del coche que nos mantiene en contacto con el asfalto, y nos permiten negociar las curvas con seguridad y detener el coche a nuestra voluntad. Son vitales para circular con seguridad, sin embargo se les presta menos atención que a otros elementos de nuestro coche como el motor, la carrocería y el resto de elementos del coche. Su mantenimiento y correcto uso comprometen directamente la seguridad de todos en la carretera, como nos cuentan los compañeros de Motor Pasión.

Cada año se detectan miles de neumáticos en mal estado, con desgaste irregular, con presiones incorrectas, con dibujo inexistente y, lo que es peor, neumáticos del mismo eje que presentan diferente desgaste. Todas estas deficiencias ponen en peligro la conducción, y por tanto a los demás conductores que comparten la carretera con nosotros.

Mantener la seguridad de los neumáticos sólo depende de seguir unas sencillas claves.Para tomar conciencia os enseñamos este vídeo ilustrativo en el que veremos cómo comprobar el estado de los neumáticos y por qué es necesario controlar  el estado general de las ruedas. En muchas ocasiones la clave de que un neumático esté deteriorado se debe al estilo de conducción del propio conductor, y también a un mantenimiento deficiente. También puede pasar que un neumático sea defectuoso, pero con los controles de calidad tan exigentes de los principales fabricantes esta probabilidad es marginal.

Las 7 claves para mantener los neumáticos en perfecto estado

  1. Los neumáticos deben tener el dibujo intacto, y sobre todo deben tener una profundidad de rallado superior a 1,6mm.
  2. La presión de los neumáticos debe ser revisada asiduamente de forma que se mantenga dentro de los límites de seguridad marcados por el fabricante. Si vamos a cargar mucho nuestro vehículo o tenemos alguna situación especial, debemos consultar a un especialista para corregir las presiones convenientemente. Normalmente el fabricante del vehículo preestablece la presión adecuada de los neumáticos en función de la carga del coche. Suele indicarse en un esquema en el lateral de la puerta del conductor.
  3. Un neumático castigado puede presentar signos de fatiga, o pequeños cortes o desgarros que comprometan la seguridad y la estabilidad del coche. Por ello hay que evitar los bordillos, golpear los resaltos y en general, revisar el neumático periódicamente para detectar posibles desgastes irregulares.
  4. La profundidad del dibujo y el desgaste físico de la goma (envejecimiento) son dos conceptos separados: un neumático con el dibujo intacto puede haber perdido propiedades si pasa el tiempo suficiente. En ambos casos las propiedades del neumático han perdido capacidad.
  5. Un neumático con poco dibujo es propenso a sufrir aquaplaning, y también provoca que la distancia de frenado aumente tanto en condiciones de seco como en mojado.
  6. Los neumáticos influyen más de lo que parece en el consumo de combustible. Por eso, mantenerlos en perfectas condiciones de mantenimiento nos beneficia directamente al bolsillo porque ahorraremos combustible. Unos neumáticos en mal estado nos hacen gastar más.
  7. Puedes verificar la profundidad del dibujo de tus neumáticos mediante el chivato del mismo, o con una moneda de euro de forma muy sencilla. Eso te indicará lo cerca o lejos que estás del límite legal del desgaste.

En Lowcostparking.es te ayudamos a mantener la seguridad de tus neumáticos con estos consejos básicos. De esta manera nos gusta contribuir a una conducción segura y sin sobresaltos, igual que cuando te recogemos en nuestro parking del aeropuerto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.