Cómo enfrentarse a un vuelo de 17 horas

Cómo enfrentarse a un vuelo de 17 horas

Qantas arranca en marzo su primer vuelo directo de Australia a Londres con más de 17 horas en el aire

En este artículo de Javier Ortega Figueiral para la Vanguardia nos cuenta con detalle cómo la aerolínea australiana Qantas pondrá en marcha un Boeing 787-9 que despegará desde el aeropuerto de Perth, cuarta ciudad más grande de Australia y pondrá rumbo al noroeste. Será el vuelo QF9 de Qantas y pasará a la historia en cuanto aterrice en Londres-Heathrow tras algo más de 17 horas y media de vuelo, pues cuando se pose en Reino Unido culminará uno de los vuelos más largos de la historia y el primero que une sin escalas Australia con Londres, la que fuera su metropoli en otro siglo.

Qantas, acrónimo de Queensland and Northern Territory Aerial Services, es la principal aerolínea australiana y, con casi 100 años, que cumplirá en 2020 es la tercera compañía aérea más antigua del mundo, solo superada por la holandesa KLM y la colombiana Avianca.

Desde sus primeros años de vida, una de sus principales ambiciones fue unir las diferentes zonas de su territorio y este con Inglaterra. Durante los primeros años se vio obligada a hacerlo en colaboración con Imperial Airways, cuyas tripulaciones volaban parte del trayecto, y solo tras la Segunda Guerra Mundial pudo operar por si misma toda la ruta entre Sidney y Londres con varias escalas intermedias.

En tiempos de los Super Constellation, volar de Australia a Inglaterra suponía 64 horas de viaje con varias escalas. En 2018 el tiempo se reduce a 17 h en vuelo directo
En tiempos de los Super Constellation, volar de Australia a Inglaterra suponía 64 horas de viaje con varias escalas. En 2018 el tiempo se reduce a 17 h en vuelo directo (Qantas Airlines Limited)

Fue precisamente Qantas, la primera empresa no estadounidense que empezó a volar con jets tipo Boeing 707 en sus principales rutas intercontinentales, con la del Reino Unido como la más prestigiosa, a la que incluso se le dio un nombre: The Kangaroo Route o la ruta del canguro, no solo por el animal que es símbolo del país, sino por los saltos que el avión daba en la ruta.

Desde Sidney a Londres los primeros 707 tardaban 35 horas y realizaban hasta ocho escalas intermedias en su recorrido, un tiempo notable, aunque ya se había reducido a la mitad respecto a su avión antecesor, el Super Constellation. Su récord de viaje estaba en casi 64 horas de maratoniano viaje para los pasajeros, con estratégicos cambios de tripulación en puntos intermedios.

Qantas fue la primera compañía aérea no estadounidense que usó reactores, fundamentales para unir el país con el resto del mundo de manera más veloz. En la foto, su primer Boeing 707
Qantas fue la primera compañía aérea no estadounidense que usó reactores, fundamentales para unir el país con el resto del mundo de manera más veloz. En la foto, su primer Boeing 707 (Qantas Airlines Limited)

Todos esos vuelos con halo de aventura especial fueron quedando atrás en el tiempo con las mejoras técnicas, la adquisición de aviones cada vez más capaces como los legendarios Boeing 747 (durante años operó exclusivamente este modelo) o los Airbus A380.

Ambas naves de muy largo alcance, aunque para Qantas, la compañía aérea de un territorio que siempre se ha sentido lejano al resto del mundo, quedaba una asignatura pendiente a las puertas de su centenario: volar directamente a Londres. Y eso, por fin se cumplirá en esta primavera de 2018.

Uno delos cuatro primeros Boeing 787-9 de Qantas ha sido pintado con un diseño indígena de los territorios del norte del país
Uno delos cuatro primeros Boeing 787-9 de Qantas ha sido pintado con un diseño indígena de los territorios del norte del país (qantas)

¿Cómo será el vuelo?

El avión elegido para volar será un Dreamliner, nombre con el que también se conoce a los Boeing 787, el modelo más avanzado del fabricante estadounidense y el primer aparato que esta marca ha diseñado totalmente en el siglo XXI, pues no es la evolución o modernización de ningún modelo ya existente.

Las claves de este nuevo avión son los materiales compuestos con los que ha sido construido, que han aligerado mucho la estructura, haciendo posible que consuman de media un 20% menos que aparatos similares en vuelos equivalentes, que el ruido interior en la cabina de pasaje se haya reducido un 60%, y que los nuevos sistemas de ventilación y presurización permitan volar con una presión en cabina más baja en relación al exterior, con lo que la sensación de cansancio es menor.

Boeing 787-9 de Qantas
Boeing 787-9 de Qantas (Tim Stake / © The Official News Room of Qantas Airways Limited)

Hay más oxigeno en el ambiente y también un porcentaje de humedad mayor que en otros aviones de generaciones anteriores. Todo ello es algo muy importante para que un vuelo de tantas horas no sea agotador.

Otro de los factores importantes es el espacio en cabina que ha decidido Qantas cuando ha diseñado la configuración de los Boeing 787-9. El aparato que volará por primera vez directamente entre Australia y Reino Unido tendrá 236 asientos.

¿Y eso es mucho o poco? Lo mejor para hacerse una idea es comparar con otras aerolíneas y por ejemplo, para el mismo modelo, la estadounidense United tiene 252 butacas, la latinoamericana LAN sube el numero a 313 asientos y la española Air Europa, que recientemente ha incorporado este avión a su flota ha puesto casi 100 asientos más que la australiana: 333.

La cabina de business del 787-9 tiene 42 confortables butacas-cama para enfrentarse a viajes ultralargos en cualquier posición de confort.
La cabina de business del 787-9 tiene 42 confortables butacas-cama para enfrentarse a viajes ultralargos en cualquier posición de confort. (Qantas Airlines Limited)

Qantas divide la cabina de su Dreamliner serie 9 en tres áreasla Business con 42 butacas-cama, en la parte delantera del aparato. En la parte media, sobre las alas, hay instalados 28 asientos de la llamadapremium economy, con butacas de gran reclinación y en la parte trasera están los 166 asientos de la clase económica.

La diferencia de espacio y confort en cada una de las cabinas se traduce en un precio diferente y así, un viaje de ida y vuelta Perth-Londres-Perth cuesta 1.900 euros en económica, 3.500 en premium y 7.800 en business.

Además del confort del asiento y el espacio disponible por cada pasajero, la compañía ha cuidado especialmente la parte gastronómica para estos vuelos ultralargos colaborando con equipos de investigación del Centro Charles Perkins de la Universidad de Sydney.

Así es la cabina de la clase económica del Dreamliner que cubrirá, a partir del 24 de marzo el vuelo directo. Australia-Reino Unido
Así es la cabina de la clase económica del Dreamliner que cubrirá, a partir del 24 de marzo el vuelo directo. Australia-Reino Unido (Qantas Airlines Limited)

Han trabajado conjuntamente con la intención de desarrollar platos que según la aerolínea y ese centro “alentarán el sueño en momentos óptimos durante el vuelo”, según indicó hace unos días Qantas en un comunicado que recoge las palabras de su encargado de comidas y bebidas, Neil Perry.

Huevos pochados con kale y quinoa, una de las ofertas'sanas' incluidas en el menú en la ruta Perth-Londres
Huevos pochados con kale y quinoa, una de las ofertas’sanas’ incluidas en el menú en la ruta Perth-Londres (Qantas Airlines Limited)

Como las bebidas son también fundamentales, además del clásico servicio de bar a bordo, también se servirán bebidas especiales en diferentes momentos para ayudar a dormir, como es el caso de tazas de chocolate caliente, o tras despertarse con infusiones de jugos prensados en frío y bebidas probióticas.

A bordo del Dreamliner que cubrirá la ruta más larga, hay dos bares-autoservicio con comida y bebida sin alcohol
A bordo del Dreamliner que cubrirá la ruta más larga, hay dos bares-autoservicio con comida y bebida sin alcohol (Andreas Smetana -Qantas Airlines Limited)

Además, durante todo el viaje hay disponibles dos bares de autoservicio donde tomar bebidas sin alcohol, fruta, verdura, sándwiches y también estirar las piernas.

El entretenimiento a bordo es otro de los puntos fuertes del vuelo y para ver toda la oferta de programas, películas, series o documentaleshacen falta varios de estos larguísimos vuelos de ida y vuelta, puesto que sumada toda la oferta en las pantallas individuales o en las tabletas y dispositivos de los pasajeros, gracias a la aplicación de la aerolínea, suman más de 500 horas.

Pantallas que incluyen los asientos del vuelo que unirá Perth con Londres
Pantallas que incluyen los asientos del vuelo que unirá Perth con Londres (Qantas Airlines Limited)

Con 17 horas por delante, el QF9 escribirá una nueva página en la historia de la aviación comercial, uniendo por primera vez comercialmente dos territorios tan lejanos como Australia y Reino Unido. Los 14.500 kilómetros que separan los aeropuertos de Perth y Londres estarán, finalmente, unidos por un vuelo sin paradas. Todo un récord.

(Un B-747-400 de Qantas aterrizando al atardecer. La compañía opera aun una decena de jumbos como este, un modelo que está siendo sustituido por aviones como los A380 o los Dreamliner de Boeing./ Getty Images)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *