Peligro aproximaciones en aeropuerto Princesa Juliana

Se acabó la aproximación más espectacular del mundo

Seguramente te has cruzado decenas de veces con este vídeo y similares.

Parece que el pasado 28 de octubre a las 11:03 de la mañana fue la última vez que un Boeing 747 aterrizaba en el aeropuerto Princesa Juliana de San Martín, situado en la parte neerlandesa de esta isla caribeña. Hasta ese día, cientos de turistas han visto en directo (y decenas de millones más, en Internet) la que es probablemente la aproximación más espectacular del mundo.

El aeropuerto está ubicado a 15 kilómetros al noroeste de la ciudad de Philipsburg y es operado por el Princess Juliana International Operating Company (PJIAE) bajo una concesión del gobierno dada por un periodo de veinte años. Está situado en Sint Maarten (San Martín), perteneciente al Reino de los Países Bajos, en el lado sur neerlandés de la isla caribeña. Su atractivo se debe a que los aviones vuelan a escasos 25 metros sobre la playa Maho atrayendo a los aficionados de los aviones a esta costa. Es uno de los pocos lugares en el mundo donde se puede ver a los aviones en su despegue o aterrizaje justo debajo del mismo, lo que le da el derecho de ostentar la aproximación más espectacular del mundo.

Ya que la pista de aterrizaje y despegue no cuenta con pista de rodaje, la misma tiene dos salidas para el giro de 180 grados, y la mayoría de las veces, un avión tal como el Boeing 747 o el Airbus A340, que son los más grandes que llegan a este aeropuerto, tiene que utilizar el total de la pista para su recorrido de frenado y de despegue. Tal es el caso cuando ocurre un despegue desde la cabecera de la pista 28, en que los aviones pasan a escasos metros de la defensa. Impresionante de contemplar…

Peligro aproximaciones en aeropuerto Princesa Juliana

Peligro aproximaciones en aeropuerto Princesa Juliana

El gobierno local advierte que acercarse demasiado en el momento de la llegada y la salida de las aeronaves «puede dar lugar a lesiones serias o incluso la muerte» debido a la posibilidad de ser succionado por una turbina o ser lanzado hacia el mar sin poder salir.

Sin embargo la que sea probablemente la aproximación más espectacular del mundo quedará para el recuerdo. No habrá más aterrizajes de Boeing 747 sobre la estrecha lengua de arena de Maho Beach porque KLM ha decidido abrir una nueva ruta directa entre Amsterdam y San Martín y utilizará para cubrirla aviones Airbus A330-200, con una capacidad de 243 pasajeros. Hasta ahora, los vuelos Schiphol – Princesa Juliana hacían escala en Curazao, lo que alargaba el viaje, y utilizaban los inmensos Boeing 747, de 408 plazas.

“Es una aproximación icónica, probablemente la aproximación más espectacular del mundo, especialmente por la incomparable vista del mar azul del Caribe y el aterrizaje de los aviones justo detrás de la playa. El Boeing 747 está desapareciendo lentamente de nuestra flota, pero el final de este aterrizaje duele. Nos causa una gran pena, también por los lazos históricos que tiene este avión con la isla”, explica a la televisión neerlandesa RTL Paul van der Ven, uno de los pilotos de los Boeing 747 de KLM, que ha aterrizado 12 veces en el Princesa Juliana en sus siete años al mando de estos aviones. La aerolínea operaba ese vuelo desde 1990.

“En otros aeropuertos, haces que el aterrizaje sea lo más suave posible para el aplauso de después y tu propio ego. Pero en San Martín hay que poner el avión en el suelo de golpe”, explica en la misma cadena Van der Ben. Según cuenta, los pilotos se concentran tanto en la aproximación que ni siquiera aprecian a la gente que se agolpa en Maho Beach para presenciar la maniobra. “Pero sabes que están ahí. Cuando despegamos, los vemos. Les saludamos con la mano. Son recuerdos preciosos”, concluye el comandante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *